El mezcal y su proceso

El mezcal es una bebida alcohólica con denominación de origen elaborada a partir de la destilación del zumo fermentado de agave.

Existen diferentes tipos de agave y cada uno produce una varietal de mezcal. Ello nos conduce a la obtención de mezcales con características concretas únicas y especificas , resultado de la zona de crecimiento del agave y su proceso de transformación.

A partir de la siembra del agave han de transcurrir entre 6 y 20 años dependiendo de la especie del mismo para posteriormente seleccionarlo y cosecharlo. A continuación pasa por el corte donde se retiran las hojas o pencas de la planta dejando el corazón del agave. Posteriormente es sometida a cocción.

La preparación del horno tradicional es llevar piedras de río al rojo vivo por medio de fuego de leña, estas piedras son colocadas al centro. Una vez listo el horno, los corazones de agave son introducidos para su cocción con el calor que mantienen las piedras, éste es cubierto con “petates” y tierra para conservar el calor bajo tierra. Este proceso dura alrededor de tres días, posteriormente se machaca en molinos de piedra. El maguey machacado es fermentado en tinas de madera de sabino y después es destilado en alambiques de cobre u olla de barro, donde finalmente el mezcal se obtiene a través de un proceso de doble destilación, en donde se hace un ajuste de riqueza alcohólica al inicio y al final de la segunda destilación.

La bebida recolectada es homogenizada y estabilizada obteniendo el mezcal blanco mismo que es enviado a nuestra área de envasado.

Edición especial 2016

koch-madrecuishe-edicion-especia-webl

Ver